Entrada destacada

miércoles, 23 de mayo de 2018

Patrimonio inmaterial experimental. Recreando ritmos ancestrales

En el aula de música (IES Las lagunas, 1º eso C) se ha recreado una interpretación musical basada en el ritmo, tal y como se piensa que era la música en sus orígenes.

Ritmos realizados con percusión corporal (palmadas, golpes…) unido a los sonidos creados con materiales y objetos cotidianos utilizados a modo de instrumentos musicales (piedras, huesos, palos, troncos huecos, agujeros en el suelo tapados con pieles tensas, semillas utilizadas a modo de sonajeros que, colocadas en brazos y piernas sonaban cuando el portador danzaba…) fueron los primeros pasos en la aparición de este maravilloso arte que es la Música.

Posteriormente, irían apareciendo instrumentos más “elaborados”, como flautas y silbatos construidos con huesos o cuernos perforados . Estos instrumentos fueron probablemente utilizados por los moradores de la Cueva de Altamira (pues se han encontrado restos de ellos en otras cuevas datadas 10.000 años antes), aunque en nuestra recreación musical, hemos prescindido de ellos y únicamente hemos utilizado la percusión.


jueves, 17 de mayo de 2018

#EDIAlaferiadelahistoria

Durante este curso en el IES Las Lagunas las clases de Historia de España han sido diferentes a cursos anteriores.
Es mi primer año como profesora de Geografía e Historia en este centro, ilusionada con esta nueva etapa y  con  una idea muy clara en la mente; SE APRENDE HACIENDO.

Colaboro con Proyecto EDIA en la elaboración de REAs de Geografía e Historia para Secundaria y Bachillerato y en la difusión y coordinación de la experimentación en el aula de los recursos EDIA

Partiendo de esta premisa mi enfoque es el mismo que en cursos anteriores en el IES Antonio Calvín de Almagro : protagonismo de Flipped , Abp , REAs de proyecto EDIA

La Historia de España , materia obligatoria 2º de Bachillerato, nos permite conocer y VIVIR NUESTRO PATRIMONIO

El recurso utilizado para llevar esta  concepción metodológica a mis aulas  ha sido #EDIAlaferiadelahistoria
En este vídeo resumo este proyecto anual



 En las próximos días dedicaré una entrada a cada uno de los 9 proyectos que componen La Feria de La Historia

martes, 15 de mayo de 2018

Memoria colectiva: El General Torrijos y Málaga


Pierre Nora (Los Lugares de la memoria) ya puso en valor el esfuerzo consciente de los grupos humanos por encontrar su pasado. A él se debe el concepto ideológico e historigráfico de Memoria Histórica. Aquí debemos traer también el concepto de memoria colectiva (M. Halbwachs) o la memoria de acontecimientos no vividos directamente, pero si transmitidos por otros medios.

En esa búsqueda por encontrar nuestro pasado, desde la asignatura de Rutas - y para los REAs ¿El mundo es un tablero? y Pintura virtualizada - hemos realizado un trabajo de documentación acerca de Torrijos, sus sitios en Málaga y su vinculación con Mijas. Todo a través de la presentación de este cuadro de A. Gisbert.



El Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga es una obra de Antonio Gisbert Pérez pintada al óleo sobre lienzo, con unas medidas de 390 x 601 cm. El cuadro está datado entre los años 1887 y 1888, y actualmente se conserva en el Museo del Prado de Madrid.

El desembarco, apresamiento y fusilamiento del General Torrijos es un hecho histórico que es importante en la historia de España. ¿Y si hubiera tenido éxito el levantamiento? ¿Qué hubiera pasado con Fernando VII? El General Torrijos firmó el Manifiesto de la Nación, donde se dejaba patente la defensa de la monarquía constitución.

El cuadro refleja la historia de un fracaso.


Este el el trabajo realizado por el alumnado sobre el cuadro y el protagonista.

Hecho con Padlet

sábado, 12 de mayo de 2018

Olores del Mediterráneo: Segunda experiencia inmersiva en el I.E.S. Las Lagunas



Siguiendo con el proyecto planteado para 2º de la E.S.O. “ Percibir el Arte a través de los Sentidos”, se nos planteó el segundo gran reto. En la primera experiencia inmmersiva implantamos el “Museo Estigia”, experiencia mediante dispositivos VR en la que el alumnado reinterpretó algunas piezas del Arte Románico. En ella, ya habíamos utilizado la vista y el sonido, ahora era el momento de experimentar con  los sentidos restantes, olfato, gusto y tacto.

A mediados de febrero estábamos inmersos en el estudio de Al-Ándalus, y al enfrentarnos al estandar B.3. 27.2. Explica la importancia de Al-Ándalus en la Edad Media, se nos planteó la posibilidad de ampliar el marco temporal y llevarlo hasta la contemporaneidad. Así pues surgió esta nueva experiencia inmersiva.

El primer trabajo consisitió en elaborar una investigación sobre cómo hacer sentir ese periodo de la historia, el alumnado rápidamente encontró la solución, mediante el olor. Así que nos pusimos a investigar cómo podía oler Al-Ándalus. Para ello se distribuyeron en grupos y ámbitos de la ciudad andalusí: mezquita, alcázar, huerto, hamman, zoco, etc.

Cada uno de ellos eligió una especie, planta, esencia, etc. Y a modo de Dioscórides contemporáneos, investigamos no sólo el origen de ellas, si no también sus usos culinarios, medicinales, estéticos, entre otros.

Con la información ya recabada, comenzó la parte más creativa y lúdica del trabajo, recrear páginas de antiguos códices, para ello empleamos folios, café, cacao, entre otros, para recrear esas páginas con la fiabilidad que nuestros materiales nos permitían.


Una vez plasmada la teoría en formato físico, se nos planteó el gran reto; cómo transmitir el olor a nuestro posible público, y qué recursos utilizar para ello. Algunos fueron más fáciles de encontrar, pues muchas de las especies las teníamos en nuestras propias cocinas, tales como el anís, comino, etc.  Sin embargo, la tarea se complicó en otras, como el mirto, arrayán, ... La búsqueda se amplió entonces desde nuestras cocinas a todo nuestro entorno, encontrando algunas de ellas en el jardín del instituto (lavanda, romero, …), en jardines del entorno (laurel, tomillo, rosas…) e incluso los multiprecios del barrio, en los que encontramos esencias de productos que en esta época del año no están de temporada (melocotón, melón, etc).








Ya teníamos los materiales, pero nuevamente otro escollo se presentó ante nosotros, de qué modo presentar esos olores. La respuesta era mucho más sencilla de lo que en un principio nos parecía, y la encontró Adela  (siempre dispuesta a ayudarnos en esta nueva manera de aprender y gran defensora de aprendizajes activos), haciendo abanicos de papel, y las especias en saquitos.




Ya con todo ello montamos la muestra en el recibidor de nuestro centro, la cual está siendo un éxito, pues nuestros compañeros se acercan a ella en los intercambios de clase y en el recreo, atraídos por el intenso olor e interesándose por la información presentada.



Con todo ello hemos conseguido nuevamente nuestros objetivos:
  •  Cubrir el estándar de aprendizaje.
  •  Realizar pequeñas investigaciones.
  • Cooperar en el trabajo.
  • Mostrar a nuestros compañeros la importancia que este periodo histórico ha tenido y tiene en nuestra vida cotidiana.
Y sobretodo disfrutar del trabajo bien hecho.

viernes, 11 de mayo de 2018

Hacer de nuestro pasado patrimonio: Patrimonio en femenino



Dedicado a mis alumnos y alumnas de 4º ESO del IES Las Lagunas
“Hay en el ser y pertenecer un profundo consuelo del alma, una sanación íntima que restablece en la persona el sentimiento de ser merecedora de un lugar, de una pertenencia al mundo. Legitimar esta necesidad va más allá de las competencias, méritos, esfuerzos o características propias »
Alain Vigneau




« Hacer de nuestro pasado patrimonio »

A propósito de la nueva incursión educativa de la que me ha hecho partícipe la directora de mi antiguo instituto y la celebración del día de la Mujer, propuse en unas sesiones de tutoría a mi grupo de 4º de ESO, como cotutora, la lectura y reflexión del papel que desempeñaron las mujeres en la Prehistoria. Tenía curiosidad por indagar cómo percibirían las diferencias según el sexo en estas primeras comunidades humanas en donde ya se apreciaba una clara división de las tareas. ¿Pensarían que había habido mucha evolución en los papeles desempeñados y en su consideración social?

Respondiendo a esta pregunta, prácticamente la generalidad del alumnado de este grupo piensa que en la actualidad hay menos sexismo que en la Prehistoria. Opinan que en estos momentos se ha conseguido una mayor igualdad de oportunidades en el acceso laboral y mayor acercamiento en la asunción de las labores domésticas que hace unas décadas. 

Todos señalan tareas a las que se dedicaban hombres y mujeres en este antiguo periodo histórico, con una concepción menos preciada de las dedicadas a la maternidad, a pesar de ser imprescindibles para la continuidad de las comunidades. Son conscientes de que —en los primeros momentos de vida de una persona en aquella época— únicamente podían ser alimentados por las madres, aunque señalan que otro tipo de cuidados de las personas más pequeñas y mayores podrían ser abordados por ambos sexos.


Tomando como referencia el artículo « El lugar de la mujer en la Prehistoria » de Margarita Sánchez Romero —profesora del Departamento de Prehistoria y Arqueología de Universidad de Granada— el problema es precisamente que a las actividades a las que se dedicaban las mujeres (relacionadas con «lo doméstico») se les han dado poco valor. Tradicionalmente se ha considerado que no requieren ningún tipo de experiencia o conocimientos para su desarrollo y, aún así, se convierten en fundamentales para cualquier sociedad, independientemente de su modo de subsistencia.

En todas las sociedades conocidas existe una división del trabajo por sexos. Esta separación no significa que un grupo realice tareas menos importantes que el otro, sino que es un mecanismo para poder obtener mejores recursos. Precisamente algunas teorías apuntan que este reparto de roles o funciones está muy relacionado con la maternidad de las mujeres —como señalaba el alumnado—. En sociedades como las prehistóricas, la alimentación de los bebés mediante la lactancia era fundamental y esto hizo que las mujeres se dedicaran a las actividades de mantenimiento y espacio doméstico pero sin que esto significara que su rol era menos importante. Eso vino después, afirma la profesora.
En palabras de Margaria Sánchez «las mujeres son las grandes olvidadas de las sociedades prehistóricas. Tenemos la visión de que el individuo-tipo de esa época es el adulto masculino, prácticamente occidental, y nos olvidamos del resto de los miembros del grupo». En las sociedades de la Prehistoria no tenemos datos que nos lleven a pensar que las mujeres no cazaban o que no intervinieron en determinadas producciones, como las de la piedra tallada o la metalúrgica. Además, muchas imágenes del pasado las muestran plenamente integradas en cuestiones rituales y religiosas. Por otra parte, los ajuares funerarios que encontramos en las sepulturas muestran que sí había diferencias entre más o menos importantes pero no muestran, por ejemplo, diferencias entre hombres y mujeres. 
De esta forma podemos concluir diciendo que la sociedad prehistórica era más igualitaria que la sociedad moderna. Al menos, por lo que respecta al reparto de tareas entre los hombres y las mujeres. Como sabemos, las mujeres no sólo se dedicaban a la crianza; también a la caza menor, a la pesca o a cultivar el campo. Puede parecer sorprendente, pero las sociedades que giran en torno a la naturaleza y viven en contacto directo con ella actúan de manera más igualitaria.

Terminada esta propuesta comparativa entre las diferencias del papel de las mujeres en la Prehistoria y en la actualidad, se me ocurrió plantear una segunda parte del trabajo al grupo después de acudir a la presentación del libro « El Clown esencial », de Alain Vigneau, en La Térmica el día 9 de marzo. En palabras del autor, este libro surge de las observaciones, reflexiones y experiencias que ha registrado a lo largo de estos últimos veinticinco años dentro del ámbito artístico-terapéutico del clown.

Alain Vigneau, clown y terapeuta gestáltico, toca lo más profundo con ternura y cuidado haciéndonos ver que la vulnerabilidad es un espacio donde conectamos con nosotros y nosotras mismas, y nuestro pasado, sea cual sea, es nuestro patrimonio. Desde esta vulnerabilidad en la que se celebra nuestra torpeza e inutilidad, nuestros éxitos y nuestros fracasos, para mirarnos sin culpas ni prejuicios, para tomarnos tal como somos y para abrazar nuestra realidad interna, conecté con esta idea tan potente para mí de que nuestro pasado se convierte en nuestro patrimonio.

Les pedí entonces a los alumnos y alumnas de Diversificación que preguntaran a las mujeres significativas y cotidianas de sus vidas —madres, abuelas, tías…— cómo había sido su experiencia de ser mujeres en la vida y qué recomendaciones les daban al respecto. Pretendía que fuera un ejercicio de escucha familiar, de esos en los que se trasmiten preciados legados que dejan huella y a los que se pone en valor la voz de las mujeres y nos empoderan.

También ellas hablan de maternidad y trabajo en la sociedad actual y lo hacen orgullosas de ello. Rocojo aquí algunos fragmentos de las anotaciones de esas conversaciones o entrevistas que los alumnos y alumnas hicieron al respecto con estas mujeres y que han querido compartir tan generosamente:

«Ser mujer es un privilegio. La forma de decir de qué manera me ha repercutido ser mujer se resume en la persona que soy hoy. Mi familia, mi trabajo y mi casa está ligado a mí como un vínculo inexorable por muchas penas que haya sufrido. Siempre he sabido levantarme con el apoyo de mis vínculos. He de decir que lo más hermoso que he experimentado hasta el momento es cada instante que paso trabajando en lo que siempre deseé y viviendo con la familia que tuve». (José Torreblanca González)

Otra alumna, Lourdes Llamas García, comenta en clase que su madre le ha dicho que «ser mujer es una alegría» y que para ella lo más importante es ser madre. El consejo que le aporta es que «nunca dependa de nadie; que sea independiente».

Esta es una recomendación bastante repetida en el grupo. Hablamos de la importancia de formarnos para encontrar un trabajo que nos guste y nos permita ser personas autónomas, que nos permita tomar nuestras propias decisiones en la vida. 

La madre de Manuela Camargo Bonilla le explica que ser mujer ha sido un bien para sus hijas e hijo y que ha tenido más dificultades en el terreno laboral y sentimiental que los hombres. Le da el consejo de «que no tenga prisa en tener novio porque todo tiene su tiempo y pueda disfrutar sin preocupaciones». También le habla sobre «la importancia de hacerse respetar y estudiar».

A Andrea Rojas Rubio su madre le ha contado lo que le ha marcado ser madre y que lo más preciado que tiene son sus hijas. Le recomienda que viva «todo a su tiempo». Como vemos, esta es otra idea que se repite: hay un tiempo para cada cosa y un momento en el que podrán abordar cada situación con más satisfacción y responsabilidad.

Este ha sido el trabajo desarrollado por el grupo de Diversificación sobre el relevante papel de las mujeres en la Prehistoria y de escucha activa de las experiencias y aprendizajes que a sus madres les ha brindado la vida.

lunes, 7 de mayo de 2018

Flamenco en femenino en el IES Las Lagunas



Las mujeres ocuparon un papel protagonista en la historia del flamenco, y dado su escaso reconocimiento, decidimos realizar una investigación en clase.Cada alumno/a ha elegido a una mujer destacada en el cante, baile o en el toque y ha investigado su historia y sus aportaciones al flamenco.















lunes, 30 de abril de 2018

Mapeando Mijas

Esta acción se ha llevado a cabo por el alumnado de 2º de bachillerato de Rutas Turísticas por España y Andalucía con la colaboración de profesores de la zona de Marbella Coín y la comunidad educativa del @ies_laslagunas.

Hemos querido conocer Mijas desde un punto de vista emocional y sentimental

Los mapas que conocemos nos hablan del espacio físico por donde nos movemos, pero ¿por qué no nos hablan de sus gentes, sus espacios simbólicos, afectivos o incluso otro tipo de narrativas? Si el territorio sin sus gentes e historias no se entiende, ¿cómo podemos incorporarlas a los mapas que consultamos?

La experiencia se ha llevado a dos encuentros #hilosparaeducar y @innoductaion Murcia18. En esta última jornada fue premiada en como píldora #Innobar




Un mapeo es un procedimiento o práctica por el cual se construye una narrativa o un relato colectivo que visibiliza otra manera de relacionarnos con el territorio. Un mapa es un objeto (sujeto) y un mapeo es una acción, el verbo, es el procedimiento que permite que se despliegue a la vista algo que no está separado de la percepción de quienes lo construyen.

Si mapear es construir un relato, una narrativa sobre una temática que ya existe y nosotros la representamos en un mapa… ¿Cuál es la historia que queremos contar?

La elaboración de mapas colectivos transmite una determinada concepción sobre un territorio dinámico y en permanente cambio, en donde las fronteras, tanto las reales como las simbólicas, son continuamente alteradas y desbordadas por el accionar de cuerpos y subjetividades.

El resultado final de nuestra acción es un mapa interactivo, con información completa de cada rincón señalable del pueblo de Mijas. Hemos realizado fotos y hemos investigado cada localización elegida.

Se trabaja con los principales monumentos y lugares emblemáticos de la ciudad.


Primero hemos dibujado el mapa. No nos interesa el detalle, pues es un mapa de impresiones, recuerdos y emociones. Después hemos puesto las fotos y las impresiones de nuestra visita.

El mapeo ha constituido una práctica, una acción reflexiva. El mapa ha supuesto un pretexto, una herramienta para trabajar el territorio ( acercamiento geográfico y artístico) y su problemática a nivel social y territorial. Lo más llamativo es que es subjetivo. Está lleno de “dispositivos múltiples” que crean recreaciones y soportes gráficos y visuales mezclados con el juego. Todo ello capaz de impulsar espacios sociales y de abrir debate. Estas actividades nos conducen a un imparable movimiento, al cambio y a la importante acción de hacernos con el espacio como algo propio y vivido.

Hemos abierto un camino para que otros lo retomen para construir un conocimiento que parte del interior de cada persona.

Queremos crear un espacio lleno de relatos colectivos que se ciñen en un tema común: Mijas. Visibilizando encuentros, dando voces a las diversas miradas…

Gestar lo común desde la concordia de la diversidad. Una producción de lo común, de lo reconocido, pero desde una óptica intimista, espontánea y desconocida. Con un objetivo claro: combatir el individualismo y la segregación.

Dejo el póster representativo de la acción.


@camachomanarel